4 pasos para deshacerte de tus malos hábitos

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Seguramente haya reacciones o comportamientos que mantienes en la actualidad y que no te estén ayudando (ya) en tu vida. Por eso, a las puertas del 2021, te compartimos en este artículo una guía de 4 pasos para deshacerte de tus malos hábitos. ¿Imaginas cuáles pueden ser cada uno de ellos?

Propósitos de Año Nuevo:

Cada Fin de Año pensamos en los hábitos que queremos incorporar para el nuevo año: más ejercicio, mejor dieta, meditación, lectura, más contacto con mi familia o amistades, etcétera. 

Y cada Fin de Año, pensamos también en los hábitos que queremos dejar de hacer, porque nos estén perjudicando de alguna manera. En ellos se centra este artículo, donde te vamos a compartir una guía paso a paso para conseguir deshacerte de ellos.

Guía con los 4 pasos para deshacerte de tus malos hábitos

Primer paso: La respuesta a evitar

Piensa en el hábito en sí, en la RESPUESTA que estás dando, en lo que estás haciendo que no te gusta, o que simplemente quieres alejar de tu vida.  Por ejemplo: fumar, pasar demasiado tiempo delante de pantallas (TV, Móvil, Redes sociales…), beber excesivo alcohol, alimentarnos con comida basura, o incluso ciertas reacciones que generan conflictos o hablar mal de otras personas, prejuzgar, etc.

Segundo paso: El disparador

Ahora fíjate en qué es lo que está provocando dicho hábito, dicha acción. Vas a descubrir el DISPARADOR o disparadores que provocan esa acción, y qué DESEO/S te llevan a la acción, a la respuesta que quieres evitar a partir de ahora.  

Pregúntate:

  • ¿Qué es lo que estoy haciendo concretamente «justo antes de» el hábito que quiero eliminar?
  • ¿Con quién estoy cuando hago eso que quiero eliminar? 
  • ¿Dónde suelo estar cuando hago eso? Lugar o lugares. 
  • ¿Cuándo es, a qué horas suelo hacerlo? Si es durante todo el día, indica cuando lo haces más. 
  • ¿Qué emociones conducen a mi acción? Si son muchas, detalla las principales. 
  • ¿Qué estoy pensando? Esta es más difícil, pero puedes observar tus pensamientos las próximas veces y preguntarte en qué piensas (qué creencias hay detrás).

Para algunas preguntas puede que no te venga ninguna respuesta en este momento, pero puedes observarte las próximas veces que realices esa acción, y así descubrir las respuestas.

Tercer Paso: La Recompensa

Antes de cambiar el hábito, te falta conocer una tercera incógnita: la RECOMPENSA.

¿Qué obtienes como resultado de esa acción en ese preciso momento? ¿Qué ganas?  Seguro que ganas algo; si no, no lo harías. No se trata de pensar en los beneficios a largo plazo porque seguramente no sean muy buenos; si los fueran, no querrías eliminar ese hábito. Piensa más bien en lo que obtienes en ese preciso momento, en lo que ganas a corto plazo.

Puede ayudarte pensar en cómo te sientes justo en el momento en que estás realizando esa acción, y/o justo después (a los pocos segundos o minutos). Ahí puede estar escondida tu recompensa actual.

Y ahora que ya tienes:

  • Qué respuesta estás dando (tu hábito a eliminar)
  • Cuál es su disparador
  • Y qué recompensa obtienes

👇🏼

Cuarto Paso: Tu Plan alternativo

Toca pensar en alternativas; en un PLAN DE RESPALDO para cuando el disparador y el deseo quieran su actual recompensa y te inciten a recaer. ¿Qué acción alternativa vas a hacer en lugar de tu mal hábito? Está demostrado que es más fácil reemplazar un hábito por otro, que no quitarlo de raíz sin sustituto alguno, así que te animamos a escribir en un papel todas las opciones que se te ocurran y que empieces a probar hasta que dés con lo que mejor te funcione. 

¿Y si no se te ocurre nada o lo que pruebas no te funciona? 

  • Pregunta a otra persona cómo lo ha hecho, o cómo lo haría. A veces los árboles no nos dejan ver el bosque. 
  • O imagina que eres otra persona y piensa cómo lo haría esa otra persona. 

¿Y si te cansas de probar o te falta constancia?

Búscate a una persona con quien “rendir cuentas” o echa un ojo a este otro artículo sobre cómo aprender a ser constante: https://happyctivity.com/aprender-ser-constante-4-pasos.  

Advertencia: No intentes saltarte alguno de los 4 pasos. La naturaleza es sabia y hará todo lo posible para que fracases si no sigues sus normas.

— «Sentir pena por ti y tu condición actual no es solo un desperdicio de energía, sino el peor hábito que puedas tener »

Dale Carnegie

No te olvides de suscribirte al Canal de Youtube o a nuestro Blog para no perderte nuestros artículos y vídeos. ¡Y ahora tampoco te pierdas nuestros podcasts quincenales!

Gracias por compartir este artículo si te ha gustado 🙂
Y si aún no conoces nuestro Programa de Coaching Personal y Ejecutivo, puedes cotillearlo AQUÍ.

Ir arriba
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad