Guía para trabajar en cuarentena

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Trabajar y teletrabajar no es tan diferente en situaciones normales. Sin embargo, la crisis del Coronavirus, añade algunos desafíos que te ayudamos a afrontar con esta guía para trabajar en cuarentena.

Trabajar en cuarentena añade 3 desafíos al teletrabajo: lo repentino del cambio (sin transición que lo facilite), un flujo incesante de información que se retroalimenta con nuestros pensamientos y emociones, y no poder salir a la calle para despejarnos; además, quienes tenéis niñ@s en casa que atender, tenéis ese cuarto desafío.

Aquí te dejamos una guía con 6 pautas claves que pueden venirte fenomenal para mantener una buena productividad sin echar más horas de la cuenta, sobre todo si no sueles trabajar de esta forma, ni te han/has preparado para ello.

No dudes en escribirnos si necesitas aclaración o más información.

Guía para trabajar en cuarentena

Como vas a ver, la mayoría de las pautas están dirigidas a que asemejes lo más posible tus actuales condiciones de trabajo en casa, a las que tienes normalmente en la oficina, pero siempre desde la permisividad y la aceptación, ya que igual igual no va a ser.

1. Encuentra un espacio que cumpla con estos 3 requisitos (+2):

  • que esté separado de aquellos donde descansas, cocinas, comes, ves la tele…
  • que cuente con los máximos elementos o accesorios posibles que tengas en tu oficina
  • y que la mesa y la silla cumplan unas mínimas condiciones ergonómicas, incluyendo una luz lo más natural posible, que no dé directamente sobre la pantalla.
  • Además, si convives con más personas, te será útil informarles de tu “nuevo despacho”, para que se respete más, y cuanto antes.
  • Y, por último, si tienes peques a los que echar un ojo, asegúrate de que puedes hacerlo desde ese lugar, sin necesidad de levantarte cada dos por trés.

2. Establece tus horarios con realismo, programando tus descansos y tiempo de comida adaptados a tu situación; vas a comprobar rápidamente que el trabajo bien programado cunde más.

De hecho, si te interesa profundizar en este punto, no te pierdas el vídeo y el artículo siguientes:

3. Relacionada con la pauta anterior, es importante que pongas el foco en tus objetivos y tareas mínimas necesarias, más que en el tiempo efectivo de trabajo – a veces, menos es más; de hecho, puede que te convenga hacer una lista de aquellas tareas que, por su naturaleza y la excepcionalidad de la situación, no vayas a poder hacer por un tiempo, para así reducir tu carga mental, sin olvidarlas.

Al respecto, no te pierdas lo siguiente:

4. Presta especial atención a tus interrupciones, ya que:

  • probablemente, las que tengas que gestionar sean bastante diferentes a las que afrontas en la oficina, incluyendo peques a quienes atender,
  • el estado de alarma por el coronavirus hace que la información fluya incesantemente y nos lleguen mensajes contínuamente que siguen alimentando nuestros pensamientos y emociones
  • y, en casa, no hay jefes ni colegas cuya presencia te haga reducir tu tiempo al móvil y/o en Redes Sociales.

Por eso, te dejamos este artículo sobre gestión de interrupciones en función de su naturaleza, y en el caso de que tengas peques, puedes probar a involucrarles en tus pomodoros y que lo vean como un juego; les puede ayudar a saber cuándo interrumpirte y cuándo no, además de que se sentirán involucrados en tu reto. ¿Qué pierdes por intentarlo?

5. Entrena tus habilidades de comunicación telemática, para mantener la coordinación y eficacia con tus colaborador@s en remoto, acordando aquellos momentos más convenientes dadas vuestras circunstancias; fijarlo de antemano, te ayudará a planificarte mejor (¡y al resto del equipo, también!).

6. Y en cuanto a la vestimenta, muchos expertos te dirán que te vistas como si fueras a la oficina para aumentar esa sensación de trabajo y responsabilidad; en happyctivity, te animamos a probar distintas combinaciones, hasta que encuentres el tipo de ropa y calzado que mejor te funcione a ti 🙂

Como ves, tienes delante de ti una gran oportunidad de aprendizaje, y en concreto, puedes aprovechar a entrenar el autoliderazgo, practicar la disciplina que tanto puede ayudarte a lograr lo que te propongas a futuro, y demostrar a tu empresa que el teletrabajo es posible, y que puedes gestionar tu tiempo con productividad.

¡¡Ánimo!! Guárdate este enlace en algún lugar fácilmente accesible, y no dudes en escribirnos si necesitas cualquier aclaración o más información sobre esta guía para trabajar en cuarentena.

¡SÚBETE AL BUCLE POSITIVO DE LA HAPPYCTIVIDAD !

Gracias por compartir este artículo si te ha gustado 🙂
Y si aún no conoces nuestro Programa de Coaching Personal y Ejecutivo, puedes cotillearlo AQUÍ.