8 maneras de decir que NO con respeto y respetarte a ti

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

A continuación encontrarás varias técnicas para poder decir que NO con respeto y elegancia, y así respetarte a ti también y decir que sí a tomar las riendas de tu tiempo y de tu vida.

Historia verídica por no saber decir que no

«Estaba en la oficina, intentando centrar mi atención en una tarea que me había solicitado mi jefe. Y de repente, como un gato, se acerca sibilinamente una compañera que me dice en voz bajita – ¿te puedo molestar un momento? -. Ante tal pregunta, mi mente se imaginaba la liberación de tener que hacer esa tarea, que no me apetecía mucho hacer, también oía a mi jefe preguntándome si ya había terminado o que cuando podríamos verlo juntos, pero finalmente ganó mi aprecio por mi compañera y le dije – SÍ claro, ¿qué necesitas? – .

Lo que parecía una simple pregunta de un minuto se convirtió en una conversación de media hora, seguida de un café. Tuve que decirle a mi jefe que me había llegado algo urgente y que entregaría con un día de retraso lo que me había pedido.»

Esta historia es real. De hecho, me ha pasado cientos de veces, porque no sabía decir que NO. Pensaba que eso formaba parte de mi personalidad y carácter; que si decía que no, perdería mi reputación de bonachón y sería un mal compañero. Hasta que descubrí que cuando estaba respondiendo que SÍ a la petición de otra persona, realmente estaba diciendo que NO a algo que yo debía o quería hacer.

Cómo saber cuándo decir que no (con respeto) para decirte que sí

Seguro que las peticiones que te hagan otras personas (colegas de trabajo, familiares o amig@s) son importantes “para ellos”. Hazte estas preguntas la próxima vez, para ver si también son importantes para ti:

  • ¿Te aporta algún valor hacerlas? Posiblemente si esa persona te importa, me respondas que sí. 
  • ¿Qué estás dejando de hacer por atender a esa otra persona? ¿Es eso también importante para ti?
  • ¿Cuál de las 2 cosas es más importante?

8 Maneras de decir que no con respeto

Sin entrar en guerras psicológicas internas de cuándo decir que sí o que no en función del grado de amistad o confianza que tengas con la persona que te interrumpe, te ofrezco varias maneras para decir que NO con respeto y, por tanto, sin perder tu reputación de buen compañero/a, buen amigo/a, buena persona, etc. Puedes ir probando, elegir aquellas fórmulas que vayan mejor contigo y practicarlas hasta decir que NO con confianza y comodidad

  1. No digas la palabra NO.

Por ejemplo, puedes decir lo siguiente: “estoy hasta arriba de trabajo en este momento”, o “me encantaría ayudarte pero desconozco sobre lo que preguntas, sobre eso que me estas pidiendo”. Sin decir la palabra NO, tú te sentirás probablemente más a gusto, y a la otra persona no le resonará mal tu negativa en su cabeza.

  1. Separa la relación de la decisión

Por el hecho de tener un vínculo con una persona, esto no quiere decir que tengamos que decir que sí a todas las peticiones de nuestro entorno cercano. Di sí, si así lo sientes alineado con tus objetivos, siendo fiel a tus valores y, sin dejar de respetarte a ti y a tu tiempo.

  1. Queda mejor, no finjas quedar bien.

Es mejor un NO claro y agraciado, que un “sí” vago y no comprometido que acabe por ser un “no” en la realidad. Mejor un “no puedo” que un “quizás pueda” que genere expectativas al principio y, probablemente, frustración poco después.

  1. Deja un silencio (3 segundos más o menos) antes de determinar tu respuesta.

Quizás la otra persona rellene el silencio, o te dé tiempo a ti a reflexionar si realmente quieres decir sí o no.

  1. Posterga tu respuesta, dando una opción posterior:
  • “Ahora no puedo, pero luego me dices y lo miramos” (¡Ojo! Cuanto más concretes ese “luego”, mejor para ambas partes. Y para eso, cierta planificación de tu día te ayudará – aquí tienes un artículo que puede interesarte al respecto).
  • “Déjame mirar mi calendario para ver cuando podemos verlo”.
  • “Si te parece, envíame un e-mail y, en cuanto pueda, te respondo”.
  1. Prioriza, eligiendo qué dejas de hacer o qué haces más tarde.

Sobre todo si es un/a jefe/a o cliente/a quien te pide algo para ya, tú puedes responder “ok ¿qué puedo dejar de hacer (o hacer más tarde) para ponerme con esto que me pides ahora?” Asegúrate de que los plazos y la importancia de ambas tareas están claramente definidos (urgencia e importancia no son lo mismo).

  1. Di lo que vas a hacer.

En lugar de decirle que no a la otra persona, puedes explicarle lo que sí vas a hacer. – “Ahora mismo estoy haciendo un trabajo importante para mi jefe/a o para un/a cliente/a”.

  1. Delega.

“Ahora mismo no puedo, pero quizás <nombre de otra persona> pueda orientarte o llevarlo a cabo”.

Es posible que a corto plazo, te cueste decir que No o incluso puedas sentirte culpable porque tu entorno estaba acostumbrado a que dijeras siempre que sí. Sin embargo, ganarás respeto a largo plazo (sobre todo hacia tu propio tiempo, lo cual ayudará a que el resto también lo respete). Tú eliges, popularidad ahora o respeto mañana. 

Decir que NO es Decirte que SÍ

Aquí tienes otro artículo con una buena fórmula para hablar con asertividad: https://happyctivity.com/sin-asertividad-no-hay-productividad-consciente.

No te olvides de suscribirte al Canal de Youtube o a nuestro Blog para no perderte nuestros artículos y vídeos. ¡Y ahora tampoco te pierdas nuestros podcasts quincenales!

Gracias por compartir este artículo si te ha gustado 🙂
Y si aún no conoces nuestro Programa de Coaching Personal y Ejecutivo, puedes cotillearlo AQUÍ.

Ir arriba
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad