Vivir de lo que me gusta es imposible, ¿o no?

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Tanto si piensas que es posible vivir de lo que te gusta, como si piensas que no, estarás en lo cierto. ¿Qué prefieres pensar?

La respuesta no es tan fácil como parece. Además, ¿qué es exactamente imposible? ¿Trabajar de lo que te gusta con tu CV actual? ¿Mantener tu salario actual? ¿Llevar el mismo ritmo de vida? ¿Conservar tu estabilidad laboral? La cosa cambia. Probablemente, en la mayoría de casos, lo que es imposible no es vivir de lo que te gusta, sino hacerlo manteniendo todos y cada uno de los beneficios de trabajar en lo que no te gusta.

Creer que es posible vivir de lo que te gusta, puede complicar tu vida ¿verdad?

Al darte cuenta de que es posible vivir de lo que te gusta, te vuelves responsable de estar donde estás, lo cual puede causarte:

  • incomodidad, frustración o culpabilidad, si no luchas por esa vocación
  • o inseguridad e incertidumbre, si decides luchar por ello.

Sin embargo, quienes creen que es imposible vivir de lo que les gusta, asumen el papel de víctimas y se resignan o conforman con la vida que “les ha tocado”; no por ello estarán más a gusto, pero su conciencia estará tranquila al quitarse la responsabilidad sobre su vida.

Por tanto, no hay postura buena o mala, sino potenciadora o limitadora. Por eso, te invito a pensar qué te ayuda más a ti: pensar que puedes vivir de lo tuyo, o pensar que no. Prueba a responderte primero desde tu «yo actual», y después desde tu «yo al final de tus días» mirando hacia hoy.

Vivir de lo que me gusta no es imposible, pero sí difícil

Hazte la vida más fácil hablándote con propiedad 🙂 No es lo mismo decirte que es imposible, que decirte que es difícil. Lo difícil requiere esfuerzo, pero es posible. Y si es posible, entonces el foco pasa a estar en el “cómo vivir de lo que te gusta”: con qué cuentas para conseguirlo, qué necesitas añadir, qué opciones tienes para alcanzarlo, cuáles decides seguir, cuándo, y ¡a por ello!

Aquí es donde un proceso de coaching puede ser de lo más efectivo para facilitarte el camino, y avanzar en la dirección que tú decidas desde el propio autoconocimiento.

Cada día me miro en el espejo y me pregunto: «Si hoy fuese el último día de mi vida, ¿querría hacer lo que voy a hacer hoy?». Si la respuesta es «No» durante demasiados días seguidos, sé que necesito cambiar algo.

Steve Jobs
Tu propósito

Gracias por compartir este artículo si te ha gustado 🙂